CENSURAN AL BLOG ESCUADRON DE LA VERDAD.

Fuente: http://escuadrondelaverdad.blogspot.com

La censura llego a internet.

La censura llego a internet.

Si bien no tenemos contacto con el editor,el cual nos merece el mayor de los respetos, anunciamos que el blog ESCUADRON DE LA VERDAD ha sufrido un bloqueo de acceso a sus páginas detectado por Google,el cual ratificó que el mismo bloqueo  se emitía desde el norte de la peninsula española.

Todos los lectores y amigos de la blogosfera deben alzar su voz de protesta ante este atropello a la libertad de prensa,a la libertad de expresión; comentando esto en todos los blogs que les sa posible,para apoyar a la verdad e impedir se reiteren estos hechos que son una flagrante agresión a nuestros derechos.

Lo mas inquietante de todo esto,es que ya la oscuridad está mostando sus garras en internet por medio de su alta tecnología,proponiendo un enfrentamiento abierto con las fuentes informativas.

El bloqueo a ESCUADRON DE LA VERDAD fué realizado el pasado 27 de febrero afectando seriamente a los lectores del norte de España.

China el año pasado bloqueó en todo su territorio nacional la página de You Tube sin dar ningún tipo de explicaciones valederas, y durante el año se suceden hechos pero que no se dan a difusion,bloqueos de entradas,hackeos altamente profesionalizados a ciertas cuentas de correo,infeccion de websites conocidos -hasta ese entonces- como “seguros” y otras mas.

—————————————————

EFECTOS DEL NEW WORLD ORDER EN LA WEB.

Fuente: OLIVERTELLER.

Internet terrorista?

Internet terrorista?

Internet empieza a funcionar como la nueva Biblioteca de Alejandría. La pregunta es ¿arderá también? El incendio acaba de empezar.

Internet es un conjunto de redes de información interconectadas en un sistema descentralizado. Esto favorece que con esta herramienta pueda ejercerse el derecho a la libre expresión casi sin límites. Pero claro, esta libertad no es total.

La existencia de apodos para evitar posibles represalias en el trabajo, la obsesión por no ser reconocidos, la inflexibilidad de los directores de las webs o foros donde colaboramos, las dificultades de un usuario medio para mantener una página aceptable, el analfabetismo funcional, la incultura, el desconocimiento del inglés y un sinfín de factores más minan este derecho y, llegados a este punto, debería proponerse un debate serio sobre las limitaciones que existen en el uso de Internet. Pero no todo es dramático, afortunadamente nuevas políticas sociales favorecen el aprendizaje del uso de Internet y el inglés como herramientas clave.

“El mundo marcha”, pero no podemos avanzar sin admitir algunos cambios. El mundo ha cambiado tras los atentados del 11 de Septiembre de 2001. Estados Unidos de América, con la Administración de George W. Bush, ha logrado aprovechar este contratiempo declarando una guerra abierta al autoritarismo islámico y al terrorismo que le ha servido de excusa para meter su bota una vez más en Oriente Medio, donde existen importantes reservas de gas y petróleo. Hasta tal punto los atentados han favorecido a la industria armamentística y petrolera que millones de personas creen que el 11 de Septiembre fue orquestado por las elites sionistas de Israel o por el propio Presidente Bush.

Ante lo escandaloso de esta posible conspiración, ningún medio oficial se ofrece a publicar artículos que sugieran que el terrorismo islámico es la CIA, por muchos indicios que existan al respecto, sembrando la duda. Lo que es seguro es que las ciencias sociales no pueden avanzar si la mitad de las teorías quedan marginadas y sólo se toman en serio las que pueden ser beneficiosas al Estado. ¿Qué sería de las ciencias sociales sin esa cantidad de genios que fueron tomados por locos peligrosos? La inquisición se llama “comunidad científica” y la iluminación toma la forma de rayos catódicos en nuestro televisor. Pero esto es sólo un ejemplo de información vetada, hay mucho más que jamás ve la luz por va contra los patrocinadores de los medios “oficiales”, o directamente contra los que controlan muchos aspectos de nuestras vidas.

Entonces, toda esta información que no encuentra su sitio va a parar a las alcantarillas, a páginas de Internet que se consideran alternativas, altermundistas o ecologistas. Es decir, el anticapitalismo que ha tenido que disfrazarse tras la caída del Muro de Berlín en 1989. El echo de que a todos se les vea el plumero marxista, anarquista o conspiranoico hace de esos artículos “textos parciales y tendenciosos” para los ojos de la Inquisición, perdón, quise decir la “comunidad científica”. Esto es exactamente lo que ha ocurrido recientemente cuando Rebelión.org entro en la lista negra de Wikipedia por poner en pie opiniones contra Israel.

Pero lo más importante sigue siendo Al Qaeda y sus filiales, que dinamitan el Primer Mundo y se sirven de Internet para comunicar sus ideas islamistas y para grabar sus secuestros. Al Qaeda es el Gran Satán para los EEUU, el enemigo a las puertas. Las víctimas del terrorismo son tanto civiles como militares, por tanto no es difícil convencer a las masas a que vendan un “Internet libre” para comprarle más seguridad al Estado. Sin duda, como diría el teórico de la conspiración “Rafapal”, cuando hablamos de terrorismo hablamos de Hegel. La tesis es la seguridad del Estado, la antítesis el terrorismo, y la síntesis, la solución sobre la mesa, es el recorte de libertades. Pero, ¿y si todos esos teóricos de la conspiración tienen razón y la antítesis ha sido creada artificialmente? ¿Y si realmente existe una conspiración tapada por sociedades secretas como los Iluminados de Baviera que, con el propósito de “dominar el mundo” trazan planes para robarnos libertad a largo plazo? Suena a locura ocultista, pero qué ocurrió con todas esas sociedades secretas que tenían tanto poder en el siglo XIX, ¿desaparecieron sin más o evolucionaron? Es innegable que los jesuitas, los illuminati y los masones son sociedades influyentes, pero nadie conoce bien si sus acciones van encaminadas a algún propósito. ¿Conspiración o proceso histórico? Probablemente, nunca lo sabremos, y tampoco importa demasiado. Nuestro enemigo no son las sociedades secretas sino el Estado capitalista, el miedo a la conspiración “judeo-masónica”, aunque fuese real, recuerda más al absurdo discurso franquista que a un análisis serio.

Para saber si Internet corre peligro primero deberíamos de saber si Internet puede ser controlado. Según el prestigioso intelectual I. Ramonet , Internet está controlado por la empresa californiana Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), que administra la red y distribuye los nombres de los dominios. En noviembre de 1998 el Gobierno de los Estados Unidos de América firmó un acuerdo con ICANN para que la compañía estuviera controlada por el Departamento Estadounidense de Comercio (1). Este contrato expiró en 2006 e inmediatamente fue renovado por 5 años más. Por lo visto, el Gobierno de los EEUU e Internet irán de la mano hasta que no nos movamos para evitarlo. ¿Y por qué tenemos que luchar contra eso y suponer que EEUU va a quitarnos un “Internet libre”? ¿Tiene suficiente fuerza la excusa del terrorismo? Al parecer, tiene la fuerza necesaria.

Recientemente se ha presentado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos una proposición de ley para tratar a Internet como un arma terrorista y dicha proposición, y esto es lo más grave, llegó al Congreso apoyada por 404 votos contra 6 (2). La Agencia Española de Protección de Datos también empieza a mirar desconfiada hacia Internet por los riesgos que genera para la privacidad y dignidad de los ciudadanos .

Si Internet perece en manos de la elite, la consecuencia será que el conocimiento quedase a disposición de unos pocos que lo guarden celosamente y que dejasen escapar sólo que nosotros “queremos oír” y nunca lo que debemos saber. Con el conocimiento concentrado en “abadías”, mostrándose sólo a los que pueden vivir en polvorientas bibliotecas, habremos dado un paso más hacia la barbarie.

(1)LA VOZ DE GALICIA. Ramonet, Ignacio. 5/10/2005. “¿Quién Controla Internet?”

(2) 20 MINUTOS, 29/11/2007 “Estados Unidos quiere clasificar Internet como Arma Terrorista” http://www.20minutos.es/noticia/314467/0/internet/herramienta/terrorista/

———————————————————————-

25 PAISES EJERCEN CENSURA EN INTERNET.

Fuente: PERIODISTAS ARICA.

Más de mil millones de personas usan cada día Internet para comunicarse y buscar información. Decenas de Gobiernos buscan, mientras, la manera de controlarles. Hoy se hace público un estudio de la prestigiosa organización OpenNet, integrada por las universidades de Oxford, Cambridge, Harvard y Toronto. En él se concluye que 25 países -entre ellos, Irán, China y Corea del Sur- ejercen la censura de webs con contenidos políticos o sociales peligrosos, e impiden el acceso a aplicaciones como YouTube o Google Maps. Además, sus métodos de censura están sofisticándose en muchos casos gracias a la colaboración de empresas occidentales.

“La censura en Internet está aumentando en escala, alcance y sofisticación en todo el mundo”, dice John Palfrey, profesor de Derecho en la Universidad de Harvard. Es la primera vez que OpenNet realiza este estudio, aunque lleva analizando la situación de la libertad de expresión en Internet desde 2003. En este informe se han analizado 200.000 observaciones (diez accesos) a miles de webs, alojadas en 120 proveedores de Internet (ISP).

Los 25 países que, según el estudio, ejercen censura en la Red no lo hacen de la misma manera, ni en la misma medida. Corea del Sur, por ejemplo, sólo impide el acceso a las informaciones relacionadas con Corea del Norte. Hay quien prefiere ejercer una censura puntual, como Turquía, que impidió el acceso temporal de sus ciudadanos a YouTube por un vídeo que “ofendía” la memoria del primer presidente de la República, Mustafá Kemal Ataturk. El informe no incluye Corea del Norte ni Cuba, no porque no se ejerza la censura sino porque los investigadores aseguran que no podrían garantizar la seguridad de sus fuentes en el país.

Los autores del informe han detectado tres tipos de censura. La más común es la política, ejercida para evitar la difusión de ideas por parte de partidos de la oposición, defensores de los derechos humanos o disidentes. El peor país para la censura política es Myanmar (antigua Birmania), seguido de China e Irán. El segundo tipo de censura es la social, que impide acceder a contenidos vinculados con derechos de grupos como mujeres y homosexuales. Irán, Omán y Arabia Saudí encabezan esta lista negra. Un tercer tipo de censura se relaciona con la “seguridad nacional”, es decir, se impide el acceso a webs y sitios de noticias de grupos insurgentes o terroristas. Myanmar, China e Irán repiten en los tres primeros puestos.

Aunque los autores del estudio se resisten a identificar al país del mundo que más ejerce la cibercensura, debido a las diferencias entre unas y otras prácticas, un vistazo a estas tres listas indica que es Irán. Según datos de Reporteros sin Fronteras (RsF), una veintena de bloggers han sido encarcelados en el país desde 2006 y se ha impedido el acceso a unas 10 millones de webs “inmorales”. China, por su parte, ostenta el triste récord de tener mayor número de personas encarceladas por ciberdisidencia: 52, de un total de 68 en todo el mundo, según RsF.

“Internet es el mayor aliado de la libertad de expresión”, explica Rafael Jiménez Claudín, secretario general de RsF. “Por eso, quienes no están interesados en que se ejerza utilizan una gran variedad de métodos para controlarla”.

La técnica más común de censura es la imposición de leyes que prohíben el uso de determinados términos (en China, por ejemplo, “democracia” o “derechos humanos”). También se utilizan filtros en los servidores de los ISP. El más conocido es SmartFilter, fabricado por la compañía estadounidense Secure Computing. Tanto OpenNet como RsF denuncian la colaboración de las empresas occidentales en esta censura aunque, como dice Jiménez Claudín, “lo bueno de Internet es que, cuando se cierra una puerta, siempre hay alguien dispuesto a abrir otra”.